En este artículo te daremos 5 consejos para que tu bebé duerma tranquilo y tú también:

 

    1. MÚSICA RELAJANTE: Algunas mujeres durante su embarazo escucha  música relajante para que su bebé esté tranquilo en su vientre y para ayudar precisamente a que cuando nazcan sean más seguros y duerman más tranquilos, si tu no lo hiciste no pasa nada, intenta ahora mientras lo arrullas tener música de la naturaleza como sonidos de aves, olas del mar eso les encanta. Déjala por unos minutos después de colocarlo en su cuna y verás que dormirá tranquilo y confiado.

 

    1. MASAJE: Da un masaje a tu bebé con aceite del que utilizas o puedes comprar alguno con esencia de lavanda que le ayudará a relajarse y conciliar el sueño más rápido. Con el boca arriba, comienza por los piecitos dando movimientos circulares con tus dedos gordos sobre las platas y después suavemente toca cada uno de sus deditos, llega hasta sus piernas con movimientos ascendentes y sube a su pecho y bracitos; voltéalo y comienza igual de sus pies a espalda, acaricia su cara de la frente a barbilla tratando que cada vez que tu mano pase él tenga sus ojitos cerrados para que sea más fácil quedarse dormido. Verás que antes de terminar el masaje el ya estará más que relajado.  

 

    1. BAÑO: Da un baño con agua tibia (recuerda hacer la prueba de la temperatura antes), deja caer el agua más que para asearlo para relajarlo, haz que recorra todo su cuerpo y puedes hablarle lindo, cantarle o poner música relajante, verás que cuando lo estés secando ya estará dormido.

 

    1.  BEBIDA TÍBIA: Puedes darle un té endulzado con miel o un poco de leche (recuerda peguntar a tu pediatra si puedes hacerlo). Arrúllalo mientras la bebe esta también es secretito que no falla.

 

  1. DOU DOU O DUDÚ PARA DORMIR: ¡Este es el mejor de todos! Y podría decirse que el más eficaz ya que el dudú es uno trapito suavecito que a todos los bebés les encanta por su textura y además antes de regalárselo a tu hijo debes dormir con el algunos días para que se impregne con tu aroma. Así cuando él quiera dormir se sentirá muy cerca de ti y protegido y podrás descansar sabiendo que los llantos se han ido. Es una ideal estrategia si debes dejar a tu pequeño al cuidado de alguien más o lo llevas a guardería pues siempre se sentirá cerca de ti por el dudú y podrá quedarse sin problema.

Esperamos estos 5 tips te sean de gran ayuda y puedas lograr que el sueño de tu bebé sea tranquilo.