Seguro has escuchado a tus abuelas, tías y mamá hablar de que antes se les daba a los bebés un trapito de alguna prenda de vestir que pertenecía a mamá o papá como una camisa y que mágicamente se tranquilizaban y podían dormir. Pero no, no es magia, esto se debe a que los bebés tienen muy desarrollado el sentido del olfato y reconocen a sus padres por medio de este, por ello era lógico que se tranquilizaran con esa camisa vieja de papá o el cárdigan de mamá.

Como todo, la modernidad ha alcanzado a estas prendas que las abuelas usaban dando paso a los peluches de apego o los trapitos adorables y suaves de doudou o dudú.

¿A QUÉ EDAD DEBO DARLE EL PELUCHE DE APEGO O DUDÚ?

El darle un peluche para dormir a tu bebé puede ser un riesgo enorme para él, pues al ser tan pequeños e indefensos un peluche es para ellos un enorme objeto que puede privarlos de respirar bien y provocar la muerte por asfixia o también llamado el Síndrome de muerte súbita en lactantes, por este motivo te recomendamos que en los primeros meses de vida de tu bebé no le permitas dormir con peluche alguno, almohadas o mantas para cubrirlo. Te recomendamos adquirir un saquito para bebé que está idealmente diseñado para que tu hijo duerma protegido y calientito y sin correr riesgo alguno de asfixia.

A los 7 u 8 meses tu bebé ya se reconoce como un ser independiente que puede estar separado de mamá, pero esta etapa le cuesta mucho por lo que comienzan los llantos al despertar o al colocarlo sobre la cuna o camita para dormir, dejarlo al cuidado de alguien o en la guardería; pues él quiere seguir pegado a tus brazos. Es aquí donde puedes comenzar a introducir un DouDou o dudú que es un trapito de tela que tiene una cabecita de divertidos muñecos o animales de textura súper suavecita que dan ganas de abrazar todo el tiempo. Antes de dárselo al bebé, papá o mamá deben dormir con el dudú por algunos días para que se impregne del aroma que cada persona en particular tenemos, lo que te decía de las abuelitas ¿recuerdas? Solo que ahora no usaremos camisas sino un trapito súper adorable que se volverá el preferido de tu hijo.

Estos son algunos de los beneficios de doudou o dudú para tu bebé:

    • Lo relaja.

 

    • Da seguridad al dormir al sentir que está junto a ti.

 

    • Se siente querido.

 

    • Está contento.

 

  • Periodos de sueño de calidad es decir descansa más y mejor por lo que no está malhumorado.

Al cumplir los 2 años de edad es recomendable incorporara un peluche para dormir (en el caso que no tenga un doudou, de ser así ya no será necesario el peluche) El niño deberá ser quien lo escoja pues si no le gusta o se identifica con él no lo usará.

Ahora sí, de acuerdo a tus necesitadas y a las de tu bebé tú elije ¿doudou o peluche?

Como todo, la modernidad ha alcanzado a estas prendas que las abuelas usaban dando paso a los peluches de apego o los trapitos adorables y suaves de doudou o dudú.