Los cólicos en el bebé es una condición que se presenta con frecuencia y para la cual no hay solución aparente, además del paso del tiempo. Es común que ocurra en uno de cada cinco bebés, con episodios que pueden ocurrir durante horas y prolongarse hasta altas horas de la noche. Lo peor de todo es que intente lo que se intente, es extremadamente complicado calmar a un bebé con cólicos, aunque ciertamente no es imposible.

¿Cómo saber si un bebé llora porque tiene cólicos?

Muchas veces es difícil saber si un bebé esta llorando como consecuencia de los cólicos o si se hecho se trata de otra molestia. Respecto a los cólicos es importante saber lo siguiente:

 

 

  • Los cólicos en el bebé usualmente comienzan después de 3 semanas de haber nacido

  • Su duración puede ser de 3 horas

  • Ocurren al menos 3 veces a la semana

  • Persisten durante al menos tres semanas seguidas

Junto con lo anterior, hay algunos síntomas de cólicos en el bebé que igualmente conviene considerar:

  • Sus lamentos son fuertes, penetrantes y continuos

  • El llanto se presenta a la misma hora cada día, usualmente por la tarde o temprano por la noche

  • El llanto ocurre sin razón aparente; no porque este sucio, cansado o con hambre

  • El bebé levanta sus piernas, aprieta sus manos en puñoy también aprieta sus músculos abdominales

  • También es común que cierre los ojos y los abra muy grandes, que arrugue su frente, incluso que sostenga por breves momentos su aliento

  • Su actividad intestinal se incrementa y puede pasar de solo gases a escupir

  • No se acuesta para dormir o no quiere comer sin importar lo que intentes

  • Su rostro incluso se torna rojo

¿Qué ocasiona los cólicos en los bebés?

 

 

Si bien la causa exacta de los cólicos no es del todo clara, se sabe que no es el resultado de la genética o cualquier otra cosa sucedida durante el embarazo o el parto. A pesar de ello, existen algunas teorías respecto a lo que puede ocasionar los cólicos en los bebés. Por ejemplo, se dice que los recién nacidos tienen un mecanismo incorporado para afinar los ruidos y sonidos a su alrededor. Esto les permite dormir y comer sin ser molestados por su entorno.

Sin embargo, alrededor del primer mes, este mecanismo desaparece, lo que deja a los bebés más vulnerables y sensibles a los estímulos de su entorno. Con tantas nuevas sensaciones que reciben, al final del día los bebés se sienten abrumados y para liberar ese estrés, lloran. Los cólicos terminan cuando el bebé aprende a filtrar todos esos estímulos ambientales y al hacerlo evita una sobrecarga sensorial.

Otra posible causa de los cólicos en los bebés puede ser su sistema digestivo inmaduro. Es decir, los alimentos que consumen pueden pasar a través de su intestino demasiado rápido y no se descomponen por completo. Esto resulta en un dolor y gases en los intestinos.

 

Recomendaciones para aliviar los cólicos del bebé

  • Para evitar los gases, asegúrate que al amamantar, el bebé no succione aire en lugar de leche.

  • Estimula su sistema digestivo moviendo sus piernitas con movimientos suaves de pedaleo. De esta manera facilitaras la expulsión de gases

  • También es recomendable que apliques masajes ligeros en su abdomen

  • Si esta muy incomodo, sostenlo boca abajo sobre tu brazo

 

Para madres primerizas, incluso para quienes ya tienen hijos, puede ser desconcertante oír a su bebé llorar. Como madre y protectora del pequeño, es normal sentirse responsable e incluso poco capacitadas cuando el bebé esta llorando y no se entiende el por qué. Por supuesto, hasta que el bebé no aprenda a hablar, el llanto es su primer y único medio de comunicación. Si quieres saber qué significa el llanto de tu bebé, echa un vistazo a los siguientes motivos.