El bebé tiene hambre

Cuando esto sucede, el pequeño intentará roer su mano o picotear en el pecho de su madre. En este caso el bebé suele llorar con intensidad y por supuesto es algo que se debe abordar de inmediato. , si esperas a que tu bebé llore para indicarte que tiene hambre, puede hacer que el pequeño sea más difícil de calmar. Por lo tanto debes asegurarte de darle su comida a sus horas y estar pendiente de que no lloro porque tiene hambre.

 

El bebé esta cansado

Cuando el bebé se siente cansado comienza a llorar y su llanto suele estar acompañado de un frotamiento de los ojos. Su llanto puede comenzar lentamente y ser de baja intensidad, incrementándose de a poco en tono e intensidad. Cuando un bebé esta muy cansado, puede ser más complicado calmarlo y obviamente hacer que se duerma. En ocasiones este llanto del bebé puede ser mal interpretado como un llanto por hambre.

 

 

 

El bebé esta sobre-estimulado

En este caso los bebés que están sobre-estimulados tienden a apartar la mirada del objeto o la persona que los esta mirando y comenzar a llorar de forma agitada. Por ello es recomendable llevar a al bebé a un entorno que sea menos estimulante donde haya luces atenuadas y menos ruido para ayudarlos a calmarlos.

 

El bebé se ha asustado

El llanto de tu bebé también puede significar que el o ella se han asustado. Cuando esto sucede, el bebé emite un chanto con un sonido chillón, además de que su rostro parece reflejar el susto. Lo mejor que puedes hacer es balancearlo entre tus brazos, sujetarlo tiernamente para calmarlo o ponerlo a dormir.

 

 

El bebé llora porque tiene cólicos

También es otra de las causas por las que los bebés lloran. En este caso es un llanto que se caracteriza por ser de alta intensidad, con patrones rítmicos, un alto volumen y que dura hasta que el cólico o el gas en su interior desaparece.

 

El bebé llora porque quiere que lo cargues

Los bebés necesitan un montón de abrazos, contacto físico y tranquilidad para encontrar consuelo. Por lo tanto su llanto también puede significar que el o ella simplemente quieren que lo cargues. El balanceo y el canto mientras lo sostienes puede ayudar a transmitirte comodidad y seguridad, haciendo que se calme y deje de llorar.

Asistir y sintonizarse con las necesidades del bebé, permite crear un fuerte vinculo y un profundo sentido de comodidad entre los padres y el pequeño. Aunque los bebés demandan mucha atención, tanto ellos como los padres se benefician de tomar un tiempo para averiguar las causas que originan su llanto antes de sacar conclusiones.