Bebés recién nacidos hasta 6 meses

Los bebés requieren de alrededor de 16 a 20 horas totales de sueño por día. Durante este periodo de sueño, es común que despierten cada dos o tres horas para comer. Cuando los bebés tienen cuatro meses, en su mayoría suelen dormir de 10 a 12 horas por la noche, además de una siesta de tres a cinco horas de sueño al día.

Bebés de 6 a 12 meses

Los bebés en este segmento de edades suelen dormir alrededor de 11 horas por la noche, además de que toman dos siestas diarias que en total suman de entre 3 a 4 horas.

Bebés de 1 a 3 años

En este caso se trata de bebés que requieren de entre 10 a 13 horas de sueño, incluyendo una siesta de aproximadamente una a tres horas.

Consejos para que los bebés duerman bien

Los bebés con dos meses de edad tienden a moverse y parecen inquietos mientras duermen. Esto es debido a los reflejos que no pueden controlar, por lo que es común verlo contraer sus brazos y piernas, incluso sonreír y hacer ruidos de succión. Por supuesto los recién nacidos no nacen sabiendo cómo dormir cómodamente, por lo que requieren de tu ayuda y es perfectamente válido abrazarlo para ayudarlo a dormir mejor. Desde los dos a los cuatro meses, los bebés pueden dormir por periodos de seis horas por la noche y para que tenga una buena rutina de sueño es importante que juegues y lo expongas a la luz solar durante el día para evitar sobre estimularlo cuando este oscuro. Comienza la rutina de sueño antes de acostarlo, incluyendo el baño, la alimentación, etc, ya que esto puede ayudar al bebé a que duerma durante la noche por periodos más largos. A partir de los cuatro a seis meses, los bebés comienzan a dejar de alimentarse por la noche, por lo que generalmente están preparados para dormir entre seis a doce horas. Lo importante es tener en cuenta que todos los bebés se despiertan varias veces durante la noche, sin embargo durante esta etapa la mayoría ya han aprendido a quedarse dormidos por cuenta propia. Cuando se trata de bebés de 6 a 12 meses, en algunos casos ellos dejan de dormir durante la noche debido a la ansiedad de la separación. Tu bebé sabe que te encuentras cerca incluso cuando no puede verte, por lo que puede sentirse trastornado cuando se despierta. Es recomendable que entres y compruebes que no este llorando, pero asegúrate que sean visitas cortas y trata de no cargarle o darle de comer. En su lugar frota su espalda y canta una canción de cuna para calmarle. Después de unos minutos retomará su sueño y estará más tranquilo.