Puede tener riesgo para su salud

A la mayoría de los pediatras les incomoda el hecho de que los bebés duerman con sus madres en la misma cama principalmente por la posibilidad de que los aplasten. Recordemos que un recién nacido consume una gran parte de nuestra energía y atención, por lo que cuando nos quedamos dormidas lo hacemos de forma profunda. Si te mueves mucho durante la noche corres el riesgo de terminar encima de su pequeño cuerpo sin siquiera darte cuenta.

Con tu bebé en la misma cama duermes menos

También es un hecho que los bebés recién nacidos tienden a moverse mucho mientras duermen porque a edad todavía no aprenden a controlar sus movimientos. Esto significa que aunque el permanezca dormido, muy probablemente tu no conseguirás una buena cantidad de sueño debido a que permanecerás atenta ante cualquier movimiento o ruido extraño que produzca tu bebé. Dormir bien es fundamental para poder desempeñar tu rutina diaria, por lo tanto esta es otra de las razones por las que no es bueno dormir con tu bebé.

Tu bebé igual duerme menos

Los bebés en esta etapa suelen tener el sueño muy ligero, por lo que ante cualquier movimiento brusco o ruido, difícilmente evitaras despertarlo. Si el bebé se despierta en medio de su ciclo de sueño, hacer que vuelva a dormir será muy complicado.

Se pierde la intimidad con tu pareja

Hacer el amor con tu pareja es algo sano y necesario, pero cuando el bebé esta en medio de los dos no hay forma de hacerlo. Lo ideal es que siempre optes por dormir a tu bebé en una cuna y mantenerlo cerca para que puedas atender sus necesidades. Esto te permitirá tener más espacio e intimidad con tu pareja.

Otras cosas que debes sabe sobre dormir con tu bebé

Hay varias investigaciones donde se sugiere que la lactancia materna y el dormir con tu bebé, pueden estar relacionadas. Sin embargo, mientras que más datos dan el visto bueno a la lactancia materna, otros estudios no son tan definitivos respecto a que los bebés duerman con sus padres. Muchas asociaciones y grupos de padres apoyan la idea de dormir con los bebés ya que fomenta la lactancia.

Por el contrario, asociaciones como la Academia Americana de Pediatría, recomiendan no dormir con los bebés en la misma cama ya que se tiene un mayor riesgo de asfixia y Síndrome de Muerte Súbita del Infante. De hecho, compartir la cama con el bebé representa tres veces el riesgo de asfixia o muerte súbita. Los riesgos son aun mayores para los padres que fuman, beben o usan drogas.

En la mayoría de los casos, los pediatras recomiendan colocar a los bebés en su propia cama o cuna, la cual puede estar cerca de sus camas para facilitar la lactancia. Una vez que terminan de alimentarlos, deben volver a colocarlos en sus cunas.